Cómo comprimir imágenes sin descargar ningún programa

0
Hay veces que necesitamos comprimir imágenes para que ocupen menos espacio de almacenamiento. Ahí va un método rápido y práctico para resolverte el problema.

Probablemente, en algún momento de tu vida hayas necesitado comprimir imágenes para que ocupasen menos espacio. Ya sea para integrarlas en un PDF (y que así el archivo resultante no se dispare en cuanto a almacenamiento se refiere), porque algún sitio no permite subir fotografías de más de cierta cantidad de MB, o por cualquier otro motivo, en esta entrada te mostramos algunos métodos para comprimir tus fotos.

Y tal y como nos gusta, lo vamos a hacer de la forma más práctica: sin descargar programas ni apps en nuestros dispositivos. Al fin y al cabo, estamos hablando de optimizar recursos y de ahorrarnos memoria, ¿no?

Webs online que te permiten comprimir imágenes rápidamente y sin muchos líos

Captura de TinyJPG.com

Para no tener que andar descargando e instalando programas de edición de imagen, basta con pasarse por alguna de las webs que te dejamos aquí debajo y arrastrar las imágenes que quieras comprimir. Todos ellos son completamente gratuitos.

Por lo general, nosotros solemos utilizar TinyJPG ya que nos permite subir y mezclar fotos en JPG y PNG a la vez, muy útil cuando estamos tratando estos dos formatos. Además, quizá es percepción nuestra, pero nos da la sensación que la imagen está mejor tratada (con muy poca pérdida de calidad) para el nivel de compresión que devuelve.

A continuación te dejamos una galería con fotos antes y después de pasar por TinyJPG:

Fotos originales

 

Fotos comprimidas

 

Luego, si la compresión no te resulta suficiente, prueba a volver a subir esa misma foto ya comprimida a la misma o a otra página web; en ocasiones se puede rascar algo más. Nuestro combo para estas situaciones suele ser TinyJPG + iLoveIMG.

Si has utilizado cualquier de estos servicios habrás comprobado que son rápidos y cómodos. No necesitas más que arrastrar o abrir tus fotos y ya está. Adicionalmente, cuentan con algunos extras interesantes; por ejemplo, en TinyJPG puedes iniciar sesión con tu cuenta de Dropbox para exportar a tu nube las fotos que hayas comprimido.

Por otro lado, si lo que buscas es comprimir GIFs quizá te interese más iLoveIMG, que junto a JPG y PNG, también acepta imágenes en movimiento. Todo un acierto ya que hoy en día los GIFs son el metalenguaje por excelencia de la redes sociales.

De igual modo, CompressJPG te permite subir PDFs directamente para devolverte un archivo más ligero.

No hay duda que las herramientas online cada vez tienen más presencia; ¿Estaremos ante el principio del fin de los programas instalables? Con el 5G a la vuelta de la esquina, todo parece indicar que la nube y los procesos en servidores externos serán el próximo gran boom.

 

Compartir

Autor

Alberto Guerrero

Últimamente la gente escribe "enserio" en lugar de "en serio".

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.