Los Xperia X Performance y Galaxy S7 sin carga rápida 3.0

0

Una de las grandes noticias del 2015 dentro del mundo de la telefonía móvil, fue el anuncio del nuevo procesador de Qualcomm destinado a los terminales de gama alta, el Snapdragon 820. Esta nueva CPU, además de aportar amplias mejoras respecto a anteriores soluciones, estrenaba una característica que rápidamente llamó la atención de muchos usuarios: la carga rápida 3.0. Más tarde, se comenzaron a anunciar los smartphones que estrenarían este nuevo prodigio de la tecnología, los cuales han terminado siendo el Xiaomi Mi 5, el LeTV Le Max Pro, y en términos “más conocidos en occidente”, el LG G5, el Samsung Galaxy S7 y el Sony Xperia X Performance. Bien, mientras LG hacía gala de este novedoso sistema de carga para su nuevo buque insignia modular, y no, y es que sus nuevos terminales no son compatibles con este nuevo nivel de carga rápida. Es decir, que veremos un Xperia X Performance y sin carga rápida 3.0, pero sí con 2.0.

La familia Xperia X y Galaxy S7 sin carga rápida 3.0, a pesar de que pueden

Sony Xperia X performance web

Para el que no conozca las bondades de la carga rápida 3.0, este sistema es capaz de restaurar el 80% de la batería en media hora, lo cual ha sido uno de los detalles que le ha valido la popularidad que actualmente tiene este procesador Snapdragon 820, el más eficiente de Qualcomm hasta la fecha.

Aún no hay un motivo oficial en ninguno de los casos para excluir este método de carga. Como sabréis, Sony mostró su nueva línea de Xperia X durante el MWC16, donde además del Xperia X Performance, también introdujo el Xperia X que monta el Snapdragon 650, procesador que igualmente trabaja con carga rápida 3.0, pero, ¿adivináis qué? Este gama media no cuenta con el último sistema de carga de Qualcomm y en su lugar, ofrece carga rápida 2.0. Es, cuanto menos, extraño. Destacamos que el Xperia X Performance también ofrece carga rápida 2.0, pudiendo llegar a la 3.0, técnicamente.

En el caso del Galaxy S7 sin carga rápida 3.0 (también va por el modelo S7 edge) como muy bien apuntan en NDTV, ésto podría ser por el hecho de que en otros mercados Samsung monta su procesador Exynos 8 Octa 8890 para el Galaxy S7 / edge -SoC que obviamente no cuenta con carga rápida 3.0- en lugar del Snapdragon 820, por lo que la firma coreana habría preferido mantener una equidad entre ambas variantes. También le serviría para no desviar la atención hacia este método de carga por cable y así seguir potenciando su sistema de carga inalámbrica. Por otro lado, resulta curioso que Samsung no apueste por la conectividad USB Tipo-C y se mantenga en el microUSB, no como los demás fabricantes.

Así pues, del equipo de Snapdragons 820 tenemos carga rápida 3.0 en el LG G5 y Xiaomi Mi 5, por el momento. ¡Estaremos atentos a ver qué explicaciones dan desde Sony y Samsung!

[NDTV]

Vota este artículo

Artículos relacionados

Compartir

Autor

Alberto Guerrero

Apasionado de la tecnología en general, pero más aún de enseñarla y compartirla con los demás. Técnico de Telecomunicaciones y sistemas informáticos que nació con un smartphone bajo el brazo.

Dejar un comentario