Review: EKEN H8R, una cámara de acción 4K pequeña y económica

0
Se trata de una cámara de acción al estilo Go Pro pero a un precio mucho más reducido. Te contamos nuestra experiencia con la EKEN H8R; sus pros y sus contras.

El mundo de las cámaras de acción ha sufrido un boom desde que la marca Go Pro se lanzó al mercado. Poco a poco han ido apareciendo cada vez más alternativas, con lo que se ha ido abriendo el rango precios; las hay desde las muy accesibles hasta las más prohibitivas. En esta ocasión, hemos estado probando la EKEN H8R, un modelo que tira más hacia lo económico -es uno de sus grandes puntos fuertes- y que ofrece características poco convencionales dentro del rango de precio en el que se encuentra.

A continuación te mostramos sus características principales junto a nuestra opinión después de haberla utilizado durante unos días.

Una cámara que graba en 4K y que recomendamos utilizar sólo de día

Muchas de las cámaras de acción económicas dicen grabar en 4K, y si bien es cierto que lo hacen, muchas se limitan a 15 o 24 fps, con lo cual nos dejan resultados para tirar a la basura directamente. No es el caso de la EKEN H8R, que es capaz de grabar en 4K a 30fps sin despeinarse.

Las resoluciones con las que puede trabajar son:

  • 4K a 30fps
  • 2.7K a 30fps
  • 1080p a 60fps
  • 1080p a 30fps
  • 720p a 120fps

No obstante, la calidad del vídeo a 4K no es que sea muy allá. De hecho, no se diferencia demasiado de los resultados que ofrece a 2.7K o incluso 1080p, por lo que nosotros optamos por grabar siempre en 1080p a 30fps (y eso que nos ahorramos en espacio de almacenamiento).

Y es que si probamos los 60fps, también sucede algo parecido. Sí bien los vídeos a esta tasa de frames sí que se diferencian, la calidad final del resultado no nos recuerdan a 60fps reales; esto se nota más cuando andas con la cámara en movimiento. El clip genera una suerte de efecto arenoso con frames fantasma que terminan por empañar el vídeo.

Por otra parte, esta es una cámara que claramente sólo vas a querer utilizar de día o en condiciones de buena iluminación. De noche pierde todo su encanto y nos genera un efecto ghosts como decíamos antes.

Aquí tienes unos pequeños clips de muestra sacados directamente de la cámara

Como has podido ver, la EKEN H8R dispone de una lente ojo de gran angular, concretamente de 170º con la que aprovecha su gran campo de visión para recoger más contenido por los cuatro lados. También habrás podido comprobar que no tiene estabilizador de ningún tipo, por lo que los vídeos te van a quedar muy movidos, siendo uno de los grandes lastres de este modelo.

Volviendo al gran angular, este tipo de lente nos permite poder grabar vídeos a 360 grados. Aunque nuevamente, nos encontramos ante un truco ya que lo que en realidad genera esta EKEN es un vídeo con una relación de aspecto cuadrada.

Por otra parte, el audio es el que peor parado sale de toda esta review. Su micrófono integrado capta sonido muy pobre pese a estar cerca, por lo que este apartado prácticamente lo tenemos perdido. Si quieres hablarle a la cámara, más vale grabar el sonido por otro lado y juntarlo posteriormente en edición.

Modo fotografía: Un apartado fácilmente descartable

View post on imgur.com

Aunque la EKEN H8R puede disparar fotos de 14MP, recomendamos ampliamente delegar este trabajo a tu smartphone. Este aparato no hace buenas fotografias ya que la mayoría salen borrosas o con una definición muy limitada en detalles.

Por si quieres experimentar, también incluye un modo ráfaga con el que dispara muchas tomas en una pequeña franja de tiempo. Aunque para esto, quizá es más interesante el modo Time-Lapse donde te genera un vídeo con diferentes fotos que dispara cada X segundos (configurable en los ajustes).

Dos pantallas: Una delante y otra detrás

Esta cámara tiene la particularidad de incorporar dos pantallas.

La principal es la que se halla en la parte trasera; se trata de un panel no táctil donde veremos lo que está captando la lente y la que utilizaremos para movernos a través de la interfaz de los menús (esto lo haremos mediante los botones físicos).

Es una pantalla de una calidad regulera, aunque para su cometido cumple.

Luego, en la cara delantera encontramos un pequeño espacio donde se nos indica la calidad en la que estamos grabando (o la resolución en el modo fotografía) los minutos de grabación, la batería restante o si está conectada al WiFi.

La idea está resulta altamente aprovechable sobre todo si vas a grabar vlogs, ya que sin apartar la mirada sabrás la información básica del dispositivo.

Conexión Wi-Fi para controlarla desde tu smartphone

La EKEN H8R dispone de una antena WiFi con la que se podrá conectar a tu smartphone mediante la app Ez Cam. De esta manera, podemos controlarla remotamente  y ver lo que la cámara está captando, además de poder modificar la resolución del vídeo a grabar (máximo 1080p 30fps), pasar al modo fotografía, ver las tomas que ha capturado, modificar el balance de blancos y realizar zoom.

Cabe destacar su pequeño desfase respecto a la visión real de la cámara, un detalle entendible ya que este tiempo de retardo se produce entre que la cámara envia la señal y el smartphone la procesa. Aún así, el lag no es que sea demasiado notorio.

Otros aspectos básicos de la EKEN H8R: llega con multitud de accesorios

Lo primero que llama la atención de este aparato, son sus pequeñas dimensiones: 59,3 x 21,4 x 41,1 mm sin ninguna carcasa puesta; prácticamente te cabe en el bolsillo.

La que también puede parecer pequeña a priori es la batería (extraíble). Son 1050 mAh que te van a durar 50 minutos grabando a 4K según el fabricante, aunque puede que se estire un poco más. En principio no vas a tener problemas de autonomía, sobre todo si grabas a 1080p (otro motivo más para seleccionar esta resolución). Para cargarla, por cierto, bastará conectarle un cable microUSB y enchufarlo a cualquier toma USB.

Y hablando de conexiones, también dispone de una salida micro HDMI por si quieres ver los vídeos o fotos directamente en la televisión o en un monitor. De igual forma encontraremos una entrada microSD, tarjeta necesaria para utilizar la cámara (y que no viene incluida como es de esperar) ya que ésta no dispone de memoria interna.

Lo que sí incluye es un ejército de accesorios, de entre la que destaca su carcasa para convertirla en resistente al agua:

  • Funda resistente al agua (30 metros).
  • Marco con rosca universal para trípode.
  • Adaptador para manillar (bicicleta).
  • Adaptador para casco.
  • Protectores.
  • Bridas.
  • Correas.
  • Cable USB.
  • Enchufe (toma de corriente).
  • Mando remoto.

En algunas ocasiones también puede venir acompañado con un pequeño trípode.

Resumen: Pros y contras de la EKEN H8R

En resumen, una cámara que durante tus vacaciones de verano te va a cumplir siempre y cuando la utilices a la luz del día o en interiores muy bien iluminados, más sobre todo si luego editas los vídeos con música de fondo (por ejemplo) y no necesitas el audio de la cámara. Y si le acoplas un estabilizador, muchísimo mejor.

  • Pros: 
    • Relación precio/calidad.
    • Que vengan todos los accesorios.
    • WiFi y mando para controlarla a distancia.
  • Contras:
    • Falta de estabilización.
    • Muchos modos, pero pocos verdaderamente aprovechables.
    • Calidad del audio.

Puedes encontrar esta EKEN H8R en la tienda online Bangood a un precio de 64€ con envío gratuito y en multitud de colores. Aunque también te decimos que hay disponibles nuevos modelos que quizá te interesen más.

Review: EKEN H8R, una cámara de acción 4K pequeña y económica
Vota este artículo

Compartir

Autor

Alberto Guerrero

Compositor, productor, dramaturgo y tolerante a la lactosa. Sé diferenciar haber de a ver.

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.