El mercado del audífono: un mundo de opciones y de dudas

Edu Diaz

Cuando necesitamos comprar productos tecnológicos, desearíamos que exista solo uno. La gran variedad de oferta nos complica la vida. El mercado es un mundo de opciones, pero también de dudas para quienes tenemos que acceder a ello.

Ante el avance de la tecnología, y la rapidez con la que las grandes marcas lanzan nuevos modelos, no sabemos qué mirar, qué prestaciones deben tener el artículo que buscamos, cuáles de sus funciones vamos a usar y cuáles no tienen ningún sentido para nosotros.

Los audífonos no se quedan afuera de esta premisa. El mercado está lleno de modelos. Más o menos modernos, de menor o mayor tamaño. Más simples o más inteligentes. De marcas más o menos reconocidas. Con más o menos presencia en la publicidad. Y por supuesto, con precios que van desde los sospechosamente baratos hasta los ridículamente caros.

Escoger un par es dificilísimo. Hay que evaluar un sinfín de criterios que ni siquiera estamos preparados para analizar, porque no sabemos, no tenemos ni idea cuáles son los mejores en términos de precios y calidad.

Lo único que sí sabemos es que necesitamos reemplazar los audífonos que se rompieron o perdieron calidad por unos nuevos audífonos Philips. Y que los necesitamos de inmediato, para llevar la música con nosotros en las vacaciones.

Mucho más que transmisores de sonido

Afortunadamente para nosotros, existen personas expertas en el tema tecnología. Seres necesarios, que pueden brindarnos información y orientar nuestra compra de audífonos inalámbricos. Según ellos, para elegir los más adecuados tenemos que tener en cuenta las funciones que brindan. Los códecs, que ya veremos que son, y la versión Bluetooth que traen.

Pero, parece que también debemos evaluar su capacidad para cancelar el ruido, así la música suena más ‘limpia’. Y por sobre todas las cosas, el uso que les vamos a dar. No tiene sentido gastar un montón de dinero en los mejores y más modernos audífonos Bluetooth, si solo los vamos a usar un par de horas al día. Para esa función, alcanzará con un modelo mucho menos pretencioso.

Igualmente, los especialistas en el tema sugieren que no escatimemos en funciones. Aseguran que, aunque solo los utilicemos de a ratos, tarde o temprano nos parecerá obsoleto.

No podemos escapar de esta época multitasking, que ignora lo simple y valora lo complejo. La función unilateral nació con los audífonos que se usaban para la comunicación telefónica militar. Y se replicó en los walkmans de los ochenta, pero murió definitivamente con los multifuncionales de hoy.

audifonos

La demanda desmedida e intensa de este milenio tiró por la borda el simple hecho de transmitir un sonido. Aunque aún existan modelos que solo satisfagan esa necesidad, en el mercado preponderan aquellos que ofrecen mucho más que escuchar música o una serie mientras nuestra pareja duerme.

Los diseños de hoy cuentan con micrófonos integrados. Los Philips audífonos bluetooth que se comercializan en tiendas y sitios online también permiten comunicarse, de hecho, podemos hablar por teléfono con alguien cuando conducimos el auto, mientras trabajamos en la oficina, en el transporte, en una cafetería, o durante el trayecto que recorremos a pie hacia nuestro hogar.

Además, podemos dialogar con nosotros mismos. Con cualquiera de estos nuevos modelos de audífonos, es posible darles órdenes a los asistentes de voz. Permiten indicarle a Siri, Google o Alexa que nos busque información online o nos comunique con nuestro jefe. Claro que, evidentemente, de todas estas funciones dependerá el audifonos Philips bluetooth precio que adquieras.

Over-ears, on-ear e in-ears

Junto con el Smartphone, hace algunos años aparecieron los audífonos inteligentes.  Son inalámbricos y tienen la capacidad de cancelar el ruido externo. Permiten una transmisión de datos más sólida y veloz, habilitan la conexión simultánea a varios dispositivos y compatibilizan con códecs de audio de alta resolución. Además, la batería es más duradera, por lo que brindan mayor autonomía.

Los audífonos over-ears y on-ear

La variante over-ears o circumaural es aquella que cubre por completo las orejas. Su tamaño y peso son importantes y tienen directa relación con el equipamiento de sonido que contienen, con el driver o el diafragma que tengan dentro. El primer componente es el responsable de convertir la señal eléctrica en sonido. En líneas generales, cuánto más grande sea, mejor serán la sensibilidad, la potencia y la respuesta de frecuencia del audífono.

Los drivers de los over-ear miden diez veces más que los in-ear. Entre 4 y 10 centímetros. Junto a ellos, estos modelos contienen diafragmas, micrófonos y convertidores de señal digital a analógica (DAC). Según la marca fabricante, también pueden tener otros procesadores.

Hay audífonos over-ear abiertos o cerrados. Los primeros permiten que el sonido sobrante, el que no entra en nuestros oídos, salga con menor resonancia, y así el sonido se escucha más natural y con menor presión, por eso la reacción a los cambios de señal, la precisión y la fidelidad es más fina.

Los cerrados, por el contrario, forman una cámara cerrada entre el audífono y el oído. No sale el audio sobrante ni ingresa el ruido del exterior.

Este tipo es el más utilizado por los profesionales del audio. Músicos, DJs y trabajadores del mundo del sonido lo usan para grabar en estudio o en exteriores. De igual modo, son los elegidos por los gamers. Los modelos on-ear o supraurales son más pequeños y livianos que los anteriores. Solo se apoyan en la oreja, no la cubren. El aislamiento acústico es menor y más variable la respuesta a las frecuencias graves.

Los audífonos in-ears

Los audífonos in-ears o intraurales son de menor tamaño y no están vinculados entre sí como los dos anteriores. Son totalmente independientes, livianos y sencillos de transportar.

Pero estas virtudes se pueden volver rápidamente un defecto si pensamos en lo fácil que es perderlos.  Existen cerrados, que se insertan en el pabellón de la oreja y obtienen más aislación del ruido ambiental, y abiertos, que se ubican en la entrada del pabellón auditivo. No son capaces de sellar la salida ni entrada del sonido.

Los audífonos in-ears abiertos son los más económicos, pero no brindan buena calidad de sonido. Suelen ser los que se venden junto con la mayoría de los Smartphones. Todos tuvimos un par de estos.