5 cosas que no nos han gustado de la Xiaomi Mi Band 4 y otras tantas que nos han encantado

0
La nueva pulsera de Xiaomi ya está a la venta y tras unos días probándola, valoramos lo que no nos ha gustado de la Mi Band 4 y lo que sí.

Tras varios días utilizando la Mi Band 4 de Xiaomi y después de haber sido usuario del modelo anterior, el paso a esta nueva pulsera ha resultado satisfactorio e incluso recomendable como cabría esperar. Ahora bien, además de las novedades anunciadas también hemos descubierto otras características propias del uso diario que conviene comentar (especialmente para aquellos que estén dudando de si comprarla o no).

Por ello, en esta entrada vamos a mencionar algunas cuestiones que no nos han terminado de convencer, así como otros aspectos que nos han sorprendido para bien. Vaya por delante que este va a ser un artículo más bien subjetivo.

Rebajas
Xiaomi Mi Band 4 en Amazon
  • Pantalla táctil AMOLED a color con mejor brillo y 40% más de pantalla visible. Visualiza tus llamadas, mensajes y notificaciones
  • Seguimiento de actividad física (incluido natación). Resistente al agua hasta los 50 m.
  • Mejora en la medición de las métricas. Incluye acelerómetro de 3 ejes y giróscopo de 3 ejes
  • Hasta 20 días de batería con una sola carga
  • Monitorización de la salud. Seguimiento de la frecuencia cardíaca y el sueño 24/7

5 cosas de la Xiaomi Mi Band 4 que nos han decepcionado

1. Los (horribles) diseños de las esferas aka watchfaces

Xiaomi Mi Band 4

La Mi Band 4 estrena una pantalla a color y con ella, multitud de diseños para mostrarnos la hora, fecha y algún que otro detalle como los pasos y la batería (esto ya depende de cada watch face). No obstante, la mayoría resultan cuanto menos poco atractivos.

Diseños muy orientados al público chino, siendo éste ya un producto de calado internacional y con venta oficial fuera de su país de origen. Pocos son las esferas que se salvan.

2. El control de reproducción de música falla más de lo que nos gustaría

Xiaomi Mi Band 4

Una de las grandes novedades de este nuevo modelo ha sido el control de reproducción de música, con el que podemos cambiar de canción o subir y bajar el volumen del móvil desde la propia pulsera. En la teoría resulta maravilloso, pero a la hora de la verdad en ocasiones aparece el lag entre que ambos dispositivos se conectan.

Con este retardo vienen los problemas: le damos a subir el volumen y el cambio se hace efectivo tras unos largos segundos, lo cual nos puede inducir al error pensando que el dispositivo no ha respondido haciendo que le volvamos a dar, lo cual acaba comportando una subida masiva del volumen. Aplicable también al cambio de canciones.

Además, si la pulsera tarda más de 5 segundos en sincronizarse con el smartphone, la pantalla de la Mi Band 4 se apaga y nuevamente tenemos que volver a despertarla, desplazarnos hasta el menú de la música (que por suerte llegamos a él directamente deslizando hacia la derecha) e intentarlo otra vez.

3. Seguimos sin NFC en occidente

El año pasado ya vimos con dientes largos cómo el mercado oriental recibió un modelo adicional compatible con NFC. Tiene sentido; allí se utiliza el NFC para validar tu entrada en el transporte público o como aquí, para pagar en comercios.

Parecía que esta sería la buena pero nuevamente nos hemos quedado sin la versión con esta tecnología. Cabe destacar que no sirve de nada adquirir el modelo con NFC de China para utilizarlo aquí, pues no sería compatible con los sistema de pago.

4. La subida de precio respecto al modelo anterior

Mientras que la Mi Band 3 llegó a España por 29,99€, esta nueva Mi Band 4 lo hace por 34,99€. Ojo, que sigue siendo un producto con muy buena relación calidad / precio, pero esto nos hace temer sobre un posible aumento de cara al próximo modelo que, dependiendo de sus novedades, comenzaría a diluir esta máxima de Xiaomi.

No obstante, resulta relativamente sencillo encontrarla en Aliexpress -con envío desde China- a un precio que ronda los 25€ aproximadamente. Y su uso no afecta en nada respecto al modelo internacional.

5. Las notificaciones siguen estando un poco verdes

Al incorporar una pantalla a color supusimos que las notificaciones podrían mejorar en cuanto a distribución de texto o que incluso pudiesen mostrar emojis u otros caracteres complejos.

No ha sido así; en ocasiones sigue resultando difícil distinguir el cuerpo del mensaje respecto al remitente, y ya no hablemos cuando en el contenido hay algún emoji (no aparecen representados).

5 cosas de la Mi Band 4 que nos han gustado

1. Las correas de la Mi Band 3 son compatibles con la Mi Band 4

Aquellos que vengan de una Mi Band 3 se llevarán una alegría, pues pueden utilizar sus correas con este nuevo modelo. Un detalle muy de agradecer ya que no son pocos los usuarios que combinan sus pulseras en función de la ropa o la forma de vestir.

Recordemos que por internet es sencillo encontrar desde correas de colores hasta otras más formales con acabados metálicos o de cuero sintético.

2. Facilidades a la hora de configurarla si venías de la Mi Band 3

Cuando adquirimos una pulsera, los primeros pasos nos empleamos en configurarla para adaptarla a nuestro uso: establecer la alarma del despertador, el «girar para encender la pantalla», qué notficaciones queremos recibir, etc…

Si veníamos de una Mi Band 3, toda esta configuración se traspasará a la Mi Band 4 automáticamente por lo que no será necesario perder el tiempo en ponerla a punto. Gracias a la gestión de la app Mi Fit, la propia app «desactivará» el anterior modelo y dejará lista la nueva adquisición.

3. La vibración es más suave que la Mi Band 3

Esto es quizá lo más puramente subjetivo de la entrada.

La vibración de la Xiaomi Mi Band 4 resulta más agradable que su anterior versión, especialmente a la hora de despertarnos. Ojo, esto puede ser un arma de doble filo, porque puede facilitar que te vuelvas a quedar dormido.

4. Brillo que por fin se ve en la calle a pleno sol

A la pantalla de la Mi Band 2 y 3 le achacamos un brillo que se perdía ante el típico sol radiante de España en la mayoría de sus regiones, imposibilitando el visionado del contenido a plena luz del día.

Ahora, con esta nueva pulsera ya no hay problema. Quizá si llevas gafas de sol sí que necesites recurrir al brillo máximo, pero entre el nivel 4 y 5 (el más alto) será suficiente.

5. Más control desde la propia pulsera

Antes teníamos que recurrir a la app Mi Fit para realizar cambios en el comportamiento de la pulsera, cosa que ha cambiado en la Mi Band 4.

El dispositivo ha ganado en independencia, pues desde los ajustes de su pequeña pantalla podemos seleccionar diferentes alarmas (previamente establecidas en la app) o cambiar el brillo de la misma e incluso activar el modo «no molestar».

También podremos cambiar de esfera, con 3 que se mantienen siempre almacenadas en la memoria de la pulsera y una cuarta rotativa que podemos seleccionar desde la app.

¿Cuáles son para ti las mejores y peores características de la Xiaomi Mi Band 4? Puedes dejarnos tus comentarios más abajo.

Compartir

Autor

Alberto Guerrero

Últimamente la gente escribe "enserio" en lugar de "en serio".

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.