Samsung se burla de Apple y del iPhone X en su nuevo anuncio

0
En su nuevo spot publicitario, Samsung se burla de Apple mostrando las carencias de cada iPhone respecto a los Galaxy de su respectiva generación.

No es la primera vez, ni seguro que la última, en que dos compañías con competencia directa se tiran piedras entre sí. En esta ocasión, en el nuevo anuncio de la firma surcoreana, Samsung se burla de Apple señalando las bondades de sus Galaxy frente a los iPhone de su misma generación, dando a entender que sus productos siempre han estado un paso por delante que los móviles de Apple.

El anuncio proviene de la división estadounidense de Samsung y en él se muestra sin complejos varios iPhone, incluso el logo de Apple en un primer plano o una tienda de la marca, sin referencias sutiles ni medias tintas; es decir, que Samsung ha ido a fusilar a Apple con una agresiva campaña publicitaria.

En su nuevo anuncio, Samsung se burla de Apple repasando los últimos diez años de competencia

El spot en cuestión se llama Growing Up (creciendo), que viene a definir la historia que vemos durante el minuto que dura el anuncio, donde el protagonista comienza siendo un adolescente en 2007, poseedor de un iPhone, hasta que finalmente en 2017 y con algunos años más, se pasa a Samsung. La firma surcoreana juega con el término de la maduración para hacernos ver que sus teléfonos son mejores.

Pero ese es el grueso de la historia, solamente. Al arrancar el anuncio vemos las ya clásicas colas que se forman durante cada estreno de un iPhone en prácticamente cada tienda de Apple, fijando la fecha de partida en el primer iPhone, puesto a la venta en 2007.

Samsung se burla de Apple

Luego, se produce un salto hacia 2010 donde se destaca la carencia de almacenamiento interno del iPhone, donde el protagonista no puede hacer fotos ya que se ha quedado sin espacio. Recordemos que en ese mismo año se lanzó el primer Galaxy S, el cual contaba con 8/16GB más soporte para tarjetas microSD. El iPhone 4 de aquél año disponía de 8/16/32GB sin ranura para microSD.

Vuelven a pasar tres años y nos situamos en 2013, con el iPhone 5s y el Galaxy Note 3 en el mercado. Aquí Samsung destaca la gran pantalla de su smartphone y la capacidad para utilizar un lápiz táctil, útil para apuntar números de teléfono tal y como se ejemplifica en el vídeo.

En el anuncio, los Samsung Galaxy siempre van un paso por delante respecto al iPhone de su misma generación

Samsung se burla de Apple

En el siguiente corte, 2015 y 2016 están protagonizados por el agua, donde el Samsung Galaxy S7 edge resiste a un chapuzón mientras que el iPhone 7 acaba en un bol de arroz para absorber la humedad, el también clásico remedio casero. Cabe destacar que mientras que el Galaxy S7 cuenta con certificación IP68 (inmersión a un metro y medio de profundidad durante 30 minutos) el iPhone 7 también dispone de protección al agua, pero con IP67 (un metro durante 30 minutos), al no ser que Samsung aquí haga referencia al iPhone 6S, que no contaba con ningún tipo de impermeabilidad.

La escena siguiente, producida durante el mismo año, muestra el iPhone 7 (esta vez sí) y su controvertida carencia de conector jack, donde ya en 2017 aparece el protagonista con un adaptador con el que carga el teléfono a la vez que utiliza unos auriculares. Al mismo tiempo, se fija en la carga inalámbrica del Galaxy Note 8 (tecnología que ha estrenado el iPhone 8 y en la que Samsung ya lleva varios años), detonante que parece hacerle “actualizar al Galaxy”, tal y como reza el cartel con el que cierra el anuncio.

No sin antes regalar una divertida referencia al iPhone X, con el peinado de un cliente (haciendo cola) simulando la barra superior del actual buque insignia de los de Cupertino.

¿Qué te parece el anuncio? ¿Crees que Samsung se burla de Apple con motivos de peso? ¿Le contestará Apple a Samsung? Puedes dejarnos tu opinión más abajo.

Samsung se burla de Apple y del iPhone X en su nuevo anuncio
5 (100%) 1 vote

Compartir

Autor

Alberto Guerrero

Compositor, productor, dramaturgo y tolerante a la lactosa. Sé diferenciar haber de a ver.

Dejar un comentario