Probamos la pantalla 3D (y cámara) del ZTE Axon 7 MAX

0
Durante nuestras andanzas en el MWC hemos estado probando la pantalla y cámara 3D del nuevo ZTE Axon 7 MAX, un equipo con unas posibilidades nunca antes vistas en un smartphone.

Probablemente alguno de los lectores recuerde la pantalla 3D sin gafas con que Nintendo introdujo en su consola portátil Nintendo 3DS, en su momento una tecnología revolucionaria. La compañía china ZTE ha tenido la idea de llevar este mismo sistema a uno de sus smartphones; el ZTE Axon 7 MAX, por lo que podemos observar un curioso efecto 3D en las fotos que disparemos con la doble cámara del  gigantesco terminal.

Para ponerte en antecedentes, te recordamos que este phablet monta un panel de 6 pulgadas FullHD con protección Gorilla Glass y acabado 2.5D, para un procesador Snapdragon 625 Octa-Core a 2.0 al que le acompañan 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento ampliable mediante tarjetas microSD.

También cuenta con un escáner de huellas en su parte trasera e integra 4100 mAh de batería (con carga rápida 3.0) para suplir esa gran pantalla.

La doble cámara del ZTE Axon 7 MAX te permite reenfocar una foto o hacerla en 3D

De entrada, tenemos una doble lente: una de 13MP monocroma y otra de 13MP a color, con una apertura f/2.0 y un autoenfoque láser para ponerle la guinda al pastel.

Este sistema cuenta con cuatro modos de disparo:

Monocolor: Éste vendría a ser el modo estándar, donde capturamos fotos a color como en cualquier otro terminal. Sin embargo, al operar las dos cámaras juntas obtenemos una mejor iluminación en cada toma.

Monocroma: Todo lo contrario del anterior; en esta ocasión la toma se realiza únicamente con la lente monocroma para sacar un resultado en blanco y negro real, y no por filtros como estamos acostumbrados a hacerlo en otros smartphones o en las clásicas apps de edición.

Modo monocromo

Bokeh: Con esta función seleccionada podemos hacer fotografías con el fondo desenfocado, resaltando así el sujeto principal. La especialidad del Axon 7 MAX es que una vez ya disparada, podemos editar la captura y volver a enfocar la parte de la foto que nos interese, como en anteriores equipos de la firma. La cámara nos da la opción de establecer una apertura que va de f/1.0 a f/10.0 en función de la cantidad de desenfoque que queramos.

Foto 3D: Sin duda el modo que hace especial a este equipo. Con él tenemos la oportunidad de disparar fotos en 3D de una forma simple, ya que únicamente tenemos que asegurarnos de tirarla con el móvil en horizontal y ya está.

Cuando disparamos una foto en este modo, en la galería veremos el resultado en 3D (que podemos reconvertir a 2D) gracias a la tecnología de la pantalla, todo ello sin necesidad de utilizar gafas especiales. Obviamente, necesitamos estar físicamente delante del terminal para verlo en acción.

Eso sí, cabe destacar que al principio cuesta cogerle el punto hasta que logramos visualizar este logrado efecto. Su correcta percepción también depende de factores como la inclinación del smartphone respecto a nuestros ojos, o según la visión de la persona.

Por último, no nos olvidamos de la cámara frontal, también de 13MP con apertura f/2.2 y con los clásicos modos belleza ajustables para eliminar más o menos imperfecciones.

Probamos la pantalla 3D (y cámara) del ZTE Axon 7 MAX
Vota este artículo

Compartir

Autor

Alberto Guerrero

Compositor, productor, dramaturgo y tolerante a la lactosa. Sé diferenciar haber de a ver.

Dejar un comentario