ZTE Axon M, así funciona el smartphone de doble pantalla

0
Aunque la compañía ya presentó su terminal en ciertos países el pasado octubre, ahora lo hace mundialmente durante el MWC18. Hemos podido probar de primera mano el primer móvil de doble pantalla y estas han sido nuestras impresiones.

El ZTE Axon M no ha sido una sorpresa para los lectores de ActualApp o para los usuarios que estén al corriente de las últimas novedades del mundo del smartphone, sin embargo, sí que lo ha sido para todo aquél publico ajeno a lo que la firma china estaba preparando. Ahora, el primer smartphone con pantalla plegable (o móvil de doble pantalla, como prefieras llamarlo) se ha presentado mundialmente durante el Mobile World Congress y hemos tenido la oportunidad de probar este sistema tan llamativo.

Y es que una de las principales vertientes de este smartphone es la productividad, aprovechando las dos pantallas para impulsar la multitarea y así ayudarnos a ejecutar nuestros quehaceres digitales más rápidamente.

Un vistazo al ZTE Axon M

El nuevo buque insignia de la compañía china se caracteriza por su diseño plegable, incorporando una pantalla en un lado y en el otro unidas por una visagra, de tal forma que el usuario puede cerrar el equipo para tener un smartphone común y corriente. Al mantenerlo plegado, la pantalla secundaria queda posicionada detrás y totalmente apagada, por lo que los toques táctiles que podamos realizar al panel trasero no supondrán ningún problema (más allá de las huellas que queden marcadas).

Fruto de este concepto, en el ZTE Axon M no hay una “cámara trasera y otra delantera”, sino que ésta es la misma para ambas caras. Es decir, sólo encontramos una en el teléfono.

Las cuatro formas de utilizar un móvil de doble pantalla

ZTE ha desarrollado cuatro modos de uso para este Axon M.

Cada una de ellas aprovecha la segunda pantalla de una manera diferente y el cambio se puede accionar al instante, por lo que el usuario siempre tiene la posibilidad de saltar de un modo a otro para que el terminal se ajuste al sistema de trabajo que se requiera en el momento.

Modo de pantalla A | A, o lo mismo en ambas pantallas

móvil de dos pantallas

Tocando el botón virtual “M” que aparece en la barra inferior de la pantalla podemos seleccionar el modo de visualización que deseemos. El primer sistema que aparece en la lista es este con el que veremos exactamente lo mismo en los dos paneles.

Resulta útil cuando se utiliza con el terminal en forma de “tienda de campaña”, es decir, semi plegado y en horizontal sobre una superficie mientras un usuario lo observa enfrente del otro. ZTE lo recomienda para jugar a juegos como ajedrez, hundir la flota, o simplemente para ver un vídeo cuando estás sentado en la mesa de un bar con otra persona, por ejemplo.

Modo de pantalla completo

móvil de dos pantallas

En este caso, el modo de pantalla completo nos ofrece ambos paneles como si fuera uno solo, continuando en la segunda pantalla lo que la primera no puede mostrar.

Este modo hace que las apps o vídeos que visualices se vean a lo grande, aunque con una línea en medio que está producida por la junta de las dos partes. En el caso de YouTube, por ejemplo, al sostener el conjunto en horizontal, hará que en el primer panel veamos el vídeo a pantalla completa y en el otro los comentarios y demás información que ofrece la interfaz de la plataforma.

Modo de pantalla A | B, o cada aplicación en una pantalla diferente

móvil de dos pantallas

Quizá uno de los modos más productivos (para uno mismo) es este formato de visualización, ya que permite tener abiertas dos aplicaciones diferentes en cada pantalla.

Cada una funciona de manera independiente, lo que nos puede servir para mantener Google Maps en un lado mientras hablamos por WhatsApp por el otro, por ejemplo, sin perder ojo de la ruta a la que queremos dirigirnos.

Modo a una pantalla, para esos momentos en los que no quieres ser demasiado revolucionario

La pantalla trasera permanece apagada en este modo.

Y como cualquier otro smartphone, también se puede utilizar con una única pantalla. La secundaria se puede plegar para que pase hacia atrás y así conseguir un estilo clásico.

No obstante, el grosor de la máquina en esta posición se hace evidente, por no mencionar la visagra que une las dos piezas en uno de sus laterales, que en algunas manos puede resultar un pelín molesta.

¿Qué te parece el ZTE Axon M? ¿Está hecho para ti este móvil de doble pantalla, o eres más de un diseño más convencional? Puedes dejarnos tu opinión más abajo.

ZTE Axon M, así funciona el smartphone de doble pantalla
Vota este artículo

Compartir

Autor

Alberto Guerrero

Compositor, productor, dramaturgo y tolerante a la lactosa. Sé diferenciar haber de a ver.

Dejar un comentario