Cómo usar la IA que lo está petando en Twitter traduciendo voces al inglés

Alberto Guerrero

Seguro que has visto el meme del momento en Twitter: Vídeos míticos de la cultura española, así como clips de streamers, pero doblados en inglés por una IA que no solo es capaz de traducir lo que se dice en el vídeo, sino que también intenta mantener la voz original. Esta nueva IA se llama Rask y aunque es de pago, sí que nos permite probar el servicio de manera gratuita.

Tras el típico proceso de registro y unas pocas preguntas sobre el uso que pretendemos darle a esta inteligencia artificial, por fin podremos subir nuestros clips a la plataforma.

Los vídeos españoles más virales, ahora también en inglés y otros idiomas gracias a la IA

Aunque realmente esta tecnología ya la habíamos visto anteriormente, en esta ocasión la técnica está mucho más depurada porque es capaz de imitar la voz del emisor. Y tampoco parece tener demasiado problema si en el vídeo aparecen más de una y dos voces, sabiendo diferenciar entre distintos interlocutores, aunque se solapen entre ellos.

La barrera del idioma e incluso la pronunciación también la solventa con destreza, salvo en términos muy nuestros, en motes o en expresiones que no logra adaptar, sino que traduce literalmente. Lo cual para el propósito que se está usando —los memes— le aporta un toque todavía más gracioso.

Otro de los aspectos donde más falla es el lipsync, pues en ocasiones el audio se desfasa y bastante respecto al movimiento de los labios. Es una de las mejoras que pronto incorporará el servicio, pero solo para los usuarios de pago.

Cómo doblar tu propio vídeo al inglés con Rask gratis

Como decíamos al principio, una vez entras en la web de Rask y te registras, podemos subir gratuitamente un vídeo de hasta 20 minutos siempre que no ocupe más de 100 MB, o bien enlazarlo desde YouTube directamente, que es quizá lo más sencillo. De esos 20 minutos, el servicio te deja elegir 1 minuto, eso sí.

Rask, la IA que dobla y traduce vídeos al inglés y más idiomas.

Luego podemos indicarle cuántos interlocutores hay en nuestro clip, aunque podemos confiarlo a la IA indicándole que lo detecte automáticamente, lo cual puede dar lugar a errores, todo sea dicho.

También tendremos que elegir cuál es el idioma original (o mantenerlo en autodetect) y finalmente, decirle a qué idioma queremos traducirlo.

Tras un tiempo indeterminado, dependiendo de la carga que tengan los servidores —al momento de escribir estas líneas, el servicio está tan saturado que las pruebas gratuitas están temporalmente deshabilitadas— tendrás que esperar más o menos para ver tu resultado final.

Cuando tengas tu vídeo ya doblado al inglés por esta IA, podrás descargarlo para luego distribuirlo donde quieras. Podrás repetir este proceso dos veces más, ya que Rask otorga hasta 3 minutos a utilizar en total para las cuentas gratuitas.

Si estás valorando hacerte premium de Rask, su precio suscripción básica parte de los 59€ al mes, con modalidades Pro y Empresariales que se disparan a los 139€/mes y 559€/mes, respectivamente.