Uber: una aplicación que desata las iras de los taxistas

1

Durante estos días habréis visto, ya sea en directo o en la televisión, que los taxistas de diferentes ciudades del mundo han iniciado protestas y huelgas por culpa de la aplicación para Smartphone Uber.

¿Pero qué es Uber? Esta aplicación nació en 2009 en San Francisco y pone en contacto a personas que quieren realizar un trayecto dentro de una ciudad con individuos que están dispuestos a llevarlos a cambio de una remuneración económica.

Vamos, que es la informatización del “Perdona ¿me llevas?”. Esta idea, que a priori podemos considerar simple, ha ido creciendo de manera espectacular hasta llegar a convertirse en una empresa con un valor de 13.200 millones de euros. Actualmente podemos usar Uber en un montón de ciudades, concretamente en 68 urbes de Estados Unidos, 28 de Europa y también un puñado de México, Canadá, Sudamérica, Asia, África e incluso Oriente Medio. Se calcula que cada día se realizan más de 350.000 trayectos a través de esta aplicación.

Su funcionamiento es sencillo, a través del GPS de nuestro móvil la aplicación localiza nuestra ubicación y muestra los coches conducidos por otros usuarios de Uber que se encuentran cerca de nuestra posición. El conductor por su parte recibe una notificación del cliente en el que se le indica el recorrido que se quiere hacer así como la ubicación donde lo tiene que recoger.

El precio y el método de pago también son un aspecto que debemos comentar. En Barcelona, la primera ciudad española en la que se ha implantado este servicio, el precio tiene una tarifa fija de 1 euro a los que tendremos que sumar 75 céntimos por cada kilómetro del recorrido y 30 céntimos por cada minuto que dure dicho trayecto.

Una vez hayamos llegado a nuestro destino la aplicación nos dirá lo que nos toca pagar, pero en ningún caso se utilizará efectivo. Nuestra cuenta estará ligada a una tarjeta o a Paypal y será a través de estos sistemas como pagaremos a nuestro conductor. Del total de la factura Uber se queda con un 20%.

Como vemos para los señores de Uber es un negocio redondo, eso explica que encontremos entre sus inversores a , al dueño de Amazon Jeff Bezos o incluso al banco Goldman Sachs. No queda tan claro el ahorro que supone para los clientes de este servicio aunque como hemos dicho, sí que ha supuesto un duro golpe para los taxistas locales que ya han condenado la aplicación. ¿Qué os parece a vosotros esta aplicación? ¿Veremos un boom de aplicaciones basadas en la economía colaborativa? El tiempo dirá.

Fuente imagen: http://blogs.denverpost.com/techknowbytes/
Vota este artículo

Artículos relacionados

Compartir

Autor

Edu Diaz

Cofundador de Actualapp. Historiador, actualmente escribiendo la tesis doctoral. Amante de la tecnología y las series de televisión. No me gusta la piña en la pizza.

Dejar un comentario