The last door: píxels, una mansión abandonada y una carta

0

Si te van los misterios, los acertijos y la resolución de rompecabezas en los , The last door está hecho para ti. Se trata de un point and click de mecánica sencilla en el que tendremos que ir recogiendo distintos objetos por los escenarios y usarlos correctamente para superar los obstáculos que nos vaya planteando el juego.

No requiere de más que un dedo para los controles, ya que el género point and click nunca ha necesitado de mandos ni complejos botones para disfrutarse. Sin embargo, sí es necesario tener algunas neuronas listas para trabajar, ya que es de esa clase de juegos que obligan a pensar desde diferentes perspectivas para encontrar la solución de cada obstáculo.

Si no eres de los que juzgan un libro por su tapa, no deberías echarte atrás por el estilo visual de The last door. Sí, es pixel art, un género gráfico que no todos son capaces de digerir, aún sabiendo que muchos grandes juegos Indie famosos han tirado por ese estilo, como Undertale o Stardew Valley. Un minuto de silencio para el que se niegue a probar un juego por su estética, ya que fans para el Call of Duty nunca faltarán (increíble el batacazo que se metió el Infinity Warfare, cuyo tráiler en Youtube tiene 550.000 likes y 3 millones de dislikes).

The last door

La historia de The last door nos lleva hasta un chico de nombre Jeremiah Devitt que ha recibido una carta de un antiguo colega de clase. No se trata de una carta con muchas faltas de ortografía, pero sí de un mensaje críptico un poco desesperante. Decidido a encontrar repuestas, Jeremiah se dirige a una mansión sin dueño repleta de cosas poco agradables y de sorpresas que nadie querría encontrarse.

Enfrentado a una total soledad, nuestro protagonista tendrá que ir resolviendo los puzzles con los que se va cruzando para estar cada vez más cerca de las respuestas que busca, aunque cada puerta cerrada en la mansión lo está por buenas razones… Con una lupa y una lámpara como únicas herramientas, ¿Cómo le irán las cosas ahí dentro?

¿Resolverás el misterio que plantea The last door?

Pese a usar pixel art, la ambientación del juego es loable, y parece mentira como The last door puede inspirarse en la Inglaterra victoriana y plasmar su estilo dentro del juego. Inspirado también por las obras de H.P Lovecraft, el famoso escritor de novelas de suspense, terror y ciencia ficción, este point and click promete mantener el suspenso tanto como pueda hasta que sea imposible ocultar más las respuestas, que estarán encerradas bajo llave hasta que consigamos llegar a ellas.

Igual que en los juegos de la compañía Telltale Games, está repartido en diferentes episodios. Cuatro, para ser exactos. El primero es de descarga gratuita, y es por ello que podemos gratis The last door en e iOS, pero los demás tres ya cuestan un poco de plata, oritos, pesos, ñapos, leuros, etc. Para ser más concretos, la cantidad es de 3.99€. Podría ser peor, pero al tratarse de un juego con muy buenas críticas y con diversos galardones, debemos suponer que el precio lo vale.

 

Vota este artículo

Artículos relacionados

Compartir

Autor

Uri

Animador 3d , músico y viciado en los ratos libres.

Dejar un comentario