Sé un buen padre con Octodad

0

Existen que rompen todos los esquemas y  ofrecen una jugabilidad o experiencia fuera de lo común, consiguiendo en ocasiones que sean recordados por haberse salido de los estándares. Este es el caso de Octodad, un juego creado por un grupo de estudiantes de la Universidad de DePaul que ganó diversos premios al destacar entre los 10 mejores juegos indie de 2010 y los 100 de 2011, el sueño de cualquier desarrollador de juegos independientes. El proyecto nos mete en la piel de un pulpo que se hace pasar por humano en su día a día, lo cual supone un problema porque tiene que realizar la vida cotidiana de uno a pesar de sus diferencias genéticas . Puede no parecer una excesiva complicación pero los desarrolladores se implicaron en conseguir una jugabilidad sin equilibrio y divertida haciendo del juego una deslizante y divertida experiencia. En este caso se trata de una secuela del juego original, disponible solamente para ordenador. Octodad: Dadliest Catch ha sido creada por algunos miembros de los desarrolladores originales, que se unieron para formar Young Horses.

octodad

Octodad es paternidad y responsabilidad. En el primer juego ya era costoso de por sí ponerse una corbata teniendo ocho tentáculos invertebrados como brazos y asistir a nuestra propia boda evitando hacer un estropicio con los muebles y objetos del escenario. En esta secuela tocará controlar los impulsos propios de un pulpo que está visitando el acuario de manera desastrosa y enfrentando la creciente desconfianza de su mujer que, por alguna razón, nunca se ha dado cuenta de que su marido no es humano. En nuestras manos está el deber de frenar los instintos del padre cefalópodo y evitar que monte un espectáculo o se descubra su absurda tapadera mientras intentamos no troncharnos de la risa.

octodad

Octodad: Dadliest Catch está disponible para a un precio de 5.36€ y para los usuarios de iOS por uno más reducido, 4.99€ en este caso.

Vota este artículo

Artículos relacionados

Compartir

Autor

Uri

Animador 3d , músico y viciado en los ratos libres.

Dejar un comentario