Remedios caseros para ‘tunear’ tus fotografías

0

La revista electrónica de fotografía The Cooperative of Photography (COOPH) ha publicado un vídeo en su recomendable canal de Youtube donde nos ofrecen algunos trucos caseros, económicos y accesibles para conseguir efectos distintos con nuestras fotografías. Utilizando objetos que todo el mundo tiene a su alcance (una aguja, un globo, un trozo de cartón), nos proponen una sesión de tunning para las fotos que tomemos con nuestro smartphone. ¿Los vemos?

El fotógrafo alemán Richard Schabetsberger, equipado con su Oppo N3 con una cámara trasera de 16 megapíxels, es el encargado de presentarnos estos asequibles trucos:

Por si no te aclaras con el inglés, aquí te explicamos en qué consiste cada efecto:

  1. Mete tu móvil en un globo, llénalo de helio y átalo (importante) a un hilo de pescar. A modo de cometa, haz que el globo se eleve hasta la alatura que quieras para tomar una fotografía aérea. Para activar el disparador del móvil, puedes usar un control remoto o el propio temporizador de la cámara.
  2. Para solventar un problema tan común como que una parte de la zona a fotografiar tenga luz solar y la otra no, lo más sencillo es que utilices como filtro tus gafas de sol. Y olvídate de Photoshop.
  3. Coge un trozo de cartón y hazle un agujero del tamaño de una aguja. Coloca ese pedazo de cartón delante de la lente de tu cámara y obtendrás fotografías con un toque retro que no conseguirías ni con diez filtros de Instagram.
  4. Aprovecha el margen de cartón de una antigua foto Polaroid (o hazlo tú mismo), encuadra el objeto que quieras inmortalizar… y ya tienes una Polaroid, sólo que bastante más económica
  5. Descárgate una app tipo Tiny Planet y convierte tu foto panorámica en un planeta más chulo que Plutón
  6. Engaña al móvil enfocando durante un tiempo prolongado a una hoja de cartón negra y luego utiliza la cámara para conseguir fotos con el llamado efecto incandescente
  7. Sal a la calle a hacer fotografías (planos cortos) de estatuas, personas, pinturas o animales y luego colócatelas en medio de la cara mientras te haces un selfie ante el espejo. Así serías si tuvieras ojos de perro…
  8. El más “complejo”: recupera un objetivo de una cámara antigua y colócalo en uno de los laterales de una caja de cartón. Sitúa el smartphone en el centro de la caja y haz que se proyecten las imágenes del teléfono en una pared: ya tienes un proyector… más o menos
Vota este artículo

Artículos relacionados

Compartir

Autor

David Martinez

Seriéfilo y futbolero: me gusta tanto Breaking Bad como Leo Messi. Runner aficionado. Amante de la cerveza. Y periodista por descarte.

Dejar un comentario