La piratería, algo que por ahora no se puede detener

0

Hoy en día la piratería es un pilar sobre el que se aguanta la sociedad. Por no querer pagar, podemos encontrar prácticamente todo lo que queramos de forma ilegal. ¿Es lícito? Desde luego que no, pero todo tiene su razonamiento. Si nos remontamos unos cuantos años, cuando empezó la era digital, ya existían copias “piratas” de prácticamente todo. Todos recordamos haber llenado discos vírgenes de películas o canciones para los viajes de coche, y es que comprar un CD de música entero cuando nos gustaban un par de canciones picaba bastante. Por ende, podemos llegar a dos conclusiones: a nadie le gusta pagar (sorpresa) y los precios están muy altos.

La piratería sigue cada día a nuestro alrededor

¿Por qué pirateamos una película? Para ahorrarnos entre 10 y 20 € de cine por una hora y media o dos de distracción (no entraremos en el mundo de los precios de la comida de dentro que necesitaríamos varios artículos). ¿Por qué nos descargamos el último juego de ordenador que ha salido al mercado ilegalmente? Para ahorrarnos 60€ y darnos cuenta después de que hemos tirado el dinero y no nos llama tanto como creíamos. Así como una de las motivaciones de muchos usuarios es no querer gastar dinero, la de otros es no poder permitirse comprar lo que quieren. Podemos culparlos por no tener los recursos suficientes, pero lo cierto es hay otro “culpable” en la ecuación: las desarrolladoras de .

¿Y las empresas que crean juegos, qué papel desempeñan en la piratería? Uno de bastante obvio, efectivamente. Hay muchos factores que pueden prever si gustará a los usuarios, y algunos de ellos ya los tratamos en un artículo previo:

·¿Cuáles son los requisitos mínimos de un juego para tener éxito?

Tratar bien a los seguidores de una consola o una saga de juegos es algo que no todas las desarrolladoras hacen. Un ejemplo de ello son los el contenido descargable que llevan incorporados muchos juegos. Paga y tienes esto. Paga un poco más y también todo esto. Y ya si te vienes muy arriba y vacías la tarjeta tendrás todo lo que ves a tu alrededor. Si se suman los precios del juego base y los DLCs que pueden comprarse, el resultado suele derivar en una cifra exagerada. Al darse estas situaciones y comprobar cómo muchas desarrolladoras sólo quieren el dinero de sus jugadores, la fidelidad baja. Aumenta la piratería, y el juego más esperado del año termina siendo top en páginas de descarga ilegal.

piratería

¿Cómo se contrarresta este tipo de piratería? Muy fácil. Bajando los precios. Steam y Humble Bundle son los mejores ejemplos de cómo detener la piratería: rebajando tanto muchos juegos que parece un chiste. ¿Pero qué ocurre? La gente los compra. Descubren que le gusta tal saga. Y de ahí nacen fans que hablarán bien de los juegos que vayan apareciendo.

El problema es cuando se ve a los consumidores como simples monederos con patas, no importa si hablamos de películas o juegos. Mientras los precios siguen tan altos, la piratería seguirá estando al día. No es algo que se pueda erradicar completamente, pero sí hacer retroceder para comprender el valor de las cosas. Cualquier producción requiere tiempo, esfuerzo y una cantidad de dinero proporcional, que se pretende recuperar a corto y largo plazo.

Con la piratería estando a tope, no sólo se complica todo, sino que los precios suben y los usuarios honrados terminan pagando los platos rotos. Está en manos de todo detener la corrupción que se extiende.

Vota este artículo

Artículos relacionados

Compartir

Autor

Uri

Animador 3d , músico y viciado en los ratos libres.

Comments are closed.