Oh sir : elige a un amigo para insultaros como caballeros

0

Oh Sir es un juego exclusivo para creado en una jam de que tuvo lugar en septiembre de 2015, un evento en el que se da una temática y los participantes tienen 42 horas para desarrollar un juego con referencia al tema propuesto. Una vez terminado el tiempo límite se premia al mejor juego que haya nacido para la ocasión. Vile Monarch y  Gambitious Digital Entertainment son los responsables de este curioso título, que quedó segundo en la competición pero ganó el premio del público por su originalidad.

oh sir

El tema eje de la jam fue “This parrot is no more” (Este loro ya no está…) Haciendo referencia a un famoso sketch de los cómicos ingleses Monty Python en su programa Flying Circus. Con esta intrigante temática los desarrolladores de Oh Sir crearon un sencillo juego en el que, representando el sketch de Monty Python, el vendedor y el comprador del loro muerto se insultan de forma absurda para mancillar el honor del otro.

La gracia de Oh Sir es jugarlo con otro usuario en el mismo dispositivo para competir acerca de conseguir el insulto más largo y sin sentido, que recibirá una puntuación y la restará del medidor de honor del adversario. En el centro del escenario están situados recortes de insulto como “Se está poniendo gordo” o “Tu mujer”. Por turno elegiremos uno de ellos. Irónicamente, el encargado de señalar el encargado de elegir insulto cada vez es el propio loro muerto desde el mostrador. Al ser caballeros ingleses, no podía faltar el tópico de la taza de . Beber de la taza nos dará insultos nuevos para seleccionar, aunque el recipiente se irá terminando.

oh sir

En Oh Sir lucharemos por mancillar el honor de nuestro rival

Para haber sido creado en 42 horas, Oh Sir promete enfrentamiento cómico y risas con el acompañante al que nos enfrentemos en este duelo de caballeros. El juego está disponible de forma gratuita y exclusiva para los usuarios de iOS.

Vota este artículo

Artículos relacionados

Compartir

Autor

Uri

Animador 3d , músico y viciado en los ratos libres.

Dejar un comentario