No hay ‘selfies’ malos con Facetune

0

Las aplicaciones para editar fotografía se han multiplicado en los últimos años con el auge de redes sociales como Facebook o Instagram, territorios abonados a las instantáneas. Desde hace unos años, no eres nadie en el mundo de las redes sociales si no haces y publicas selfies, que son esas fotos que te haces tú mismo de demasiado cerca y que suelen quedar rematadamente mal. A la vez que el mundo se llena de selfies proliferan las aplicaciones para retocar ese tipo de imágenes. Nuestra favorita es Facetune.

La técnica de retocar fotografías no es nueva, aunque en los últimos años se ha normalizado y popularizado a través de herramientas como Photoshop. Ahora, esos programas y aplicaciones han dejado de ser uso exclusivo de diseñadores para pasar a manos del gran público, que no se corta a la hora de retocar sus imágenes antes de publicarlas en redes sociales.

Como decíamos, la app más redonda para convertir todos tus selfies en buenos selfies es Facetune, disponible para iOS (3,99 euros) y para Android (1,99 euros). Facetune pone al alcance de todos los usuarios esas herramientas que usan los profesionales en las revistas. Y lo hace, y ahí está su éxito, de una manera sencilla y funcional.

facetune-1

Facetune es el Photoshop de los selfies: imprescindible

¿Qué se puede hacer con Facetune? Tunear sonrisas: enfatizándolas, ampliándolas o refinándolas, además de dar brillo a los dientes. Se puede retocar el color de la piel, así como eliminar imperfecciones o eliminar el molesto efecto de los ojos rojos. También podrás pasar por una sesión de peluquería, rellenando las calvas, oscureciendo las dichosas canas o retirando esos pelos que salen de su sitio como si tuvieran vida propia. Tendrás a tu disposición un completo set de maquillaje con el que podrás dar volumen a las pestañas o forma a las cejas. Y, cómo no, habrá espacio para también para los filtros personalizados.

Para los más torpes, Facetune ofrece vídeos de ayuda para completar cada función. Y al final de tu creación podrás comprobar todo el proceso seguido desde la primera foto, en la que aparecía tu cara, hasta la última, en la que tu cara se parece a la de Brad Pitt o a la de Scarlett Johansson. Es la magia de estas aplicaciones.

Vota este artículo

Artículos relacionados

Compartir

Autor

David Martinez

Seriéfilo y futbolero: me gusta tanto Breaking Bad como Leo Messi. Runner aficionado. Amante de la cerveza. Y periodista por descarte.

Dejar un comentario