Como mejorar el perfil de Tinder en unos pocos pasos

0

No son pocos los usuarios que usan Tinder, esa aplicación francesa conocida por haber creado tantas parejas y relaciones esporádicas por todo el planeta. Todo el mundo sabe que en Tinder hay magia para todos, y es infinita la diversidad de usuarios que buscan ahí contactos nuevos o a su media naranja. Encontrar lo que uno busca en la aplicación es posible, pero vale la pena repasar lo que ofrecemos en el perfil. Ahí van una serie de claves y consejos para mejorar el perfil de Tinder que tengamos:

¿Qué buscamos? Es primordial saber qué objetivo tenemos en la aplicación. No podemos mejorar el perfil de Tinder si no tenemos por dónde empezar. Lo más común entre usuarios es querer conocer gente nueva, que después puede desembocar en amigos, relaciones esporádicas y parejas. Se han dado todos los casos posibles, así que sí, en Tinder se puede hacer amigos (pasa menos que los demás casos, pero ocurre). En cualquier caso hay que tener claro lo que uno busca y si no se está seguro basta con querer conocer gente nueva para salir de la zona de confort  y el círculo social de siempre.

Tus fotos: sobra decir que es una parte importantísima por no decir la que más. La foto principal de nuestro perfil es la que impactará y nos resumirá con un solo vistazo cuando aparezcamos en el Smartphone de otro usuario. Es muy recomendable elegir de foto principal una en la que salgamos de cuerpo entero y favorables. Los primeros planos de la cara son bonitos, pero pueden sugerir que tenemos miedo de mostrar nuestro cuerpo. Prohibidísimo elegir una foto de una paisaje o algo que no seamos nosotros. Podemos ponerlo en las demás fotos para mostrar nuestros gustos o aficiones, pero no pasarnos de la ralla y tener una foto nuestra y cinco de montañas y paisajes.

Se puede mejorar el perfil de Tinder más de lo que uno piensa

Revisar la descripción: nuestra segunda prioridad después de elegir las fotos. Si despertamos un mínimo de interés a otro usuario, después de cotillearnos las fotos leerá ese pequeño extracto de cómo somos o qué destacamos de nosotros mismos. Es común llenarla con una frase filosófica, aunque más recomendable es poner cuatro cosas sobre nosotros: adoro el baloncesto, los perros y la playa. Ojo con la ortografía que el riesgo de quedar como un cateto está siempre presente. Si optamos al fin por poner cuatro pinceladas sobre nuestros gustos, será más fácil conseguir un match (compatibilidad) con otro usuario que tengas gustos parecidos, y más aún iniciar una conversación de buen rollo.

mejorar el perfil de Tinder

Ajustar el radio de detección: para mejorar el perfil de Tinder vale la pena echar una mirada a los ajustes. Los límites de edad que marquemos afectarán a la cantidad y diversidad de usuarios que nos saldrán. También influye si buscamos alguien de una edad mayor o menor (aunque la app marca 18 como edad mínima para evitar problemas después) pero lo ideal es dar un margen de unos cuantos años alrededor de nuestra edad (si tenemos 22, marcar un mínimo de 18 y un tope de 27 por ejemplo) y dar una oportunidad a lo que pueda surgir.

Como os podéis imaginar, no os podemos garantizar resultados, pero si que es cierto, que como pasa con todo en la vida, si se hacen las cosas bien hay más posibilidades de tener éxito. Así que ya sabéis, aplicad todo lo que os hemos contado y… ¡A por el match!

Vota este artículo

Artículos relacionados

Compartir

Autor

Uri

Animador 3d , músico y viciado en los ratos libres.

Dejar un comentario