Dildo Drone: entre broma y broma la verdad se asoma

0

Hoy en día los drones están cada vez más presentes en nuestras vidas, los hemos visto ayudándonos a hacernos fotos y hasta con tareas médicas. Hace poco se anunció, entre muchas bromas, el Dildo Drone, un dispositivo con una función claramente sexual.

Cabe destacar el revuelo que causó el vídeo con el que se anunció, en el que Jenni Ruiza, una comediante bastante conocida, protagonizó un gag en el que comía hamburguesa y bebía cerveza mientras un falo rosado volador le daba placer. El supuesto Dildo Drone funciona con el teléfono, permitiendo que la (o el) usuario en cuestión se dé un rato de alegría mientras usa las manos para otras cosas. Vigila el volumen a la hora de empezar el vídeo, avisado quedas.

Esta curiosa idea desarrollada por Dildo Everything fue creada por Michael Krivicka, personaje con el sobrenombre de “Whoisthebaldguy” (Quién es el chico calvo) y anunció en Twitter que, pese a que Dildo Drone era una broma y por ahora no se iba a proceder a su fabricación, había recibido mensajes en masa pidiendo que se pusiera manos a la obra para que se hiciera realidad. Y no es de extrañar, pues aunque parezca una idea curiosa y hasta un poco bizarra para algunos, bien trabajada supondría un avance en el mundo de los juguetes sexuales, así como una pequeña denigración para los elegantes drones. Dildo Everything es también la responsable de la alocada idea de un palo de selfie con vibrador incluido, si algo no les falta desde luego es imaginación.

Dildo Drone

Está quedando claro que, pese a que todas estas ideas están quedando en bromas, las posibilidades que ofrece la tecnología van mucho más allá de las aplicaciones formales, pues es probable que algún día todas estas novedades tan curiosas se hagan realidad. Sin embargo, hay que tener en cuenta que todo tiene sus riesgos, recordemos sino el accidente que tuvo Enrique Iglesias cortándose con un dron en un concierto suyo. Y no es por buscar tres pies al gato, pero si el proyecto Dildo Drone llegara a ver la luz, ¿Nadie piensa en los daños que podría causar si tuviera un fallo técnico? Es muy posible que, entre otros detalles como la ética, que temblaría frente a este producto, son los factores que más impiden que quien quiera tenga un OVNI rosado del placer en su casa.

No son pocos los que piden que Dildo Drone se haga realidad

Dildo Drone

Sin embargo, es sorprendente el recibimiento que tuvo el anuncio de Dildo Drone: millones de reproducciones del vídeo que lo anunciaba y un montón de usuarios contrastando en diferentes páginas si se trataba de una broma o un proyecto serio que iba a revolucionar el mundo de los juguetes sexuales. Por una razón u otra, se volvió viral en muy poco tiempo y Michael Krivicka no puede quejarse de que nadie quiera usar su producto. La cuestión queda sin resolver y muchos han discutido sobre si vale la pena emplear los recursos que necesita un dron para algo tan trivial como una masturbación diferente por parte de un robot volador controlado por teléfono.

Dildo Drone: entre broma y broma la verdad se asoma
5 (100%) 1 vote

Artículos relacionados

Compartir

Autor

Uri

Animador 3d , músico y viciado en los ratos libres.

Dejar un comentario