Celebgate: así se obtuvieron las fotografías de las famosas

0

La noticia corrió como la pólvora cuando un buen puñado de fotografías personales de un gran número de personalidades famosas se habían filtrado en la red. De entre las afectadas, una de las que peor parada salió fue Jennifer Lawrence, aunque también aparecieron fotografías íntimas de la modelo y actriz Cara Delevingne, la cantante Rihanna o la modelo Kate Upton, entre otros muchos más rostros conocidos. El acontecimiento conocido como Celebgate no dejó indiferente a nadie e incitó a reflexionar sobre la de nuestros archivos personales. Hoy, el responsable de este ataque informático ha sido acusado formalmente y declarado culpable de acceder sin permiso a las cuentas de Gmail y iCloud de más de 100 personas diferentes, la mayoría, personajes famosos como los que comentábamos antes.

De 18 meses a 5 años de prisión por el famoso Celebgate

Junto a la declaración de culpabilidad y la posible condena que le tocará cumplir, Ryan Collins ha tenido que desvelar cómo consiguió colarse en las cuentas de estas personas. Tal y como muchos expertos preveían, se trata de un método de phishing (suplantación de identidad) conocido en el mundo ciber criminal.

La base de este mecanismo consiste en engañar a la víctima haciéndose pasar por la entidad de la que se le quiere sacar los datos. En este caso, Colling fue obteniendo los emails de las famosas desde noviembre de 2012 y enviando correos a éstas haciéndose pasar por o . En el contenido de dichos mails fraudulentos -muy elaborados- constaba que tenían que volver a introducir el usuario y contraseña debido a la razón que sea (un fallo de seguridad, por ejemplo), siempre acompañados de un enlace para que accedieran a ese supuesto inicio de sesión requerido. El link les redirigía a una página que no era la oficial de Apple o Google, si no otra que se hacía pasar por éstas y que pertenecía al criminal; al introducir el usuario y contraseña en estas webs fake, el atacante obtenía los datos necesarios para acceder a la cuenta de Google o iCloud de las víctimas y por ende, podía acceder a las copias de seguridad de las fotos que tenían almacenadas en la nube de estas plataformas.

El criminal no está acusado de distribuir las fotos en Internet

Este Celebgate le puede costar a Collins una pena máxima de 5 años en una prisión federal, aunque las partes han acordado una recomendación de 18 meses. Sin embargo, el que tiene la última palabra es el juez. También hay que tener en cuenta que Ryan no está acusado de compartir las fotos en Internet, sólo de descargarlas de manera ilegal, ya que no se ha podido demostrar que haya sido él el que las haya distribuido en la red.

Collins llegó a acceder al menos a 50 cuentas de iCloud y 72 de Gmail de manera ilícita, y éste es solamente un caso de una parte de una investigación del FBI que sigue abierta por la filtración de las imágenes privadas de las víctimas.

[Ara.cat, 9to5mac]

Vota este artículo

Artículos relacionados

Compartir

Autor

Alberto Guerrero

Apasionado de la tecnología en general, pero más aún de enseñarla y compartirla con los demás. Técnico de Telecomunicaciones y sistemas informáticos que nació con un smartphone bajo el brazo.

Dejar un comentario